Durante varias semanas, artistas visuales, ilustradores y diseñadores gráficos de todo el mundo han estado trabajando – donando su tiempo y habilidades – para transmitir información crítica del nuevo virus, y compartirle información de importancia a la gente.

Recientemente, un tercer objetivo se ha centrado en compartir un mensaje público de solidaridad y gratitud. Al otro lado de Times Square, en la ciudad de Nueva York, y también en las calles de Londres, los carteles diseñados por personas como Edel Rodriguez y Marina Willer ahora actúan como mensajes públicos de esperanza, como cartas de amor a los trabajadores esenciales de todo el mundo.

NUEVA YORK SE ILUMINA

En uno de los epicentros de la pandemia se lanzó una campaña publicitaria (digital) masiva en unos 1.800 quioscos y carteles electrónicos de toda la ciudad. Los mejores artistas, incluidos Milton Glaser, Paula Scher, Ola Baldych y Maira Kalman, han contribuido con diseños para este proyecto iniciado por Times Square Arts, Poster House Museum y Print Magazine. Los resultados van desde lo humorístico hasta lo controversial. Muchos de estos también aprovechan la oportunidad para agradecer a los héroes cotidianos de la ciudad.

ASP por Maira Kalman

ASPs de Emily Oberman, Ola Baldych

PSA’s by Emily Oberman, Ola Baldych

APOYANDO al SERVICIO NACIONAL DE SALUD (National Health Service – NHS) 

En el Reino Unido, diez de los estudios de diseño más reconocidos, incluidos Pentagram, Koto y Studio MakGill, han donado obras de arte a una nueva campaña de carteles virtuales que tiene como objetivo celebrar al Servicio Nacional de Salud del país. Los carteles aparecen en un conjunto de maquetas descargables, que están a la venta a través del sitio web de Layers. Todos los ingresos recaudados serán destinados al NHS Charities Togethers.

Cartel por Koto

Cartel por Pentagram

El éxito de estos proyectos sugiere que aquellos de nosotros en la industria de las comunicaciones podemos desempeñar un papel valioso en las próximas semanas y meses. Si bien es cierto que un solo cartel no puede cambiar el comportamiento, como señaló Michael Johnson hace unas semanas, un coro de miles de personas al menos puede ayudarnos a mantener cordura y solidaridad. En una crisis que se está volviendo cada vez más divisiva, la cordura y la solidaridad son más difíciles de medir pero las necesitamos más que nunca. Como la diseñadora Maira Kalman explicó al New York Times: “Una vez que superas el terror, tienes que llegar rápidamente a la parte del amor”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *